Pages Navigation Menu

Control Arqueológico de Obras

Control arqueológico de obras o de movimientos de tierra

El control arqueológico de obras o de movimientos de tierra es un tipo de intervención arqueológica de las más habituales.  Esta actividad consiste en la supervisión y seguimiento de las remociones de terreno ( zanjas, cimentaciones, saneamientos, carriles…) realizadas de manera manual o mecánica. Tiene como objetivo el comprobar la ausencia o existencia de restos arqueológicos o paleontológicos. Permite su documentación,  la recogida de los bienes muebles y, si procede, establecer finalmente las medidas de protección oportunas.

Más rápida y menos costosa que las excavaciones, el control de movimientos de tierra permite documentar los posibles restos, adaptándonos a las características del proyecto de obras a realizar. Solicite presupuesto sin compromiso.