Pages Navigation Menu

La Ruta Arqueológica de los Pueblos Blancos

Este vídeo es un paseo por la historia de la Sierra de Cádiz, habitada y transitada desde el más remoto Paleolítico, puente y frontera a lo largo de los siglos. Muy pocas regiones europeas han contemplado el devenir de tantos pueblos, culturas, formas diferentes de vivir y pensar como la sierra gaditana.  Restos de poblados, ciudades, fortalezas, calzadas y caminos son hoy exponentes de un inmenso y rico legado cultural representados en sus yacimientos arqueológicos, diseminados a lo largo de este privilegiado espacio natural.

ruta de los pueblos blancosDolmen de “Alberite”

Situado a cuatro kilómetros al sur de Villamartín, el dolmen de “Alberite” se ha datado en el V milenio a.C. Se trata, pues, de una de las estructura megalíticas más antiguas de la Península Ibérica. Es un dolmen de galería de más de 20 metros segmentada mediante jambas. Culmina en una cámara, donde se han encontrado restos humanos y un interesante ajuar funerario. Su interior estuvo pintado de rojo y presenta numerosos grabados de soles, armas, cazoletas y un arquero, además de los serpentiformes.

Yacimiento romano de “Sierra Aznar”

Situado en la parte sudeste del término municipal de Arcos de la Frontera, debió de ser una ciudad ibero-romana de gran valor estratégico. Se ha excavado una serie de estructuras que forman un complejo sistema hidráulico (castellum aquae) que comprende un sistema de captación mediante grandes aljibes -el mayor de los cuales puede almacenar hasta 2,5 millones de litros de agua-, un segundo área de depuración y decantación del agua mediante cisternas unidas entre sí y una tercera zona de distribución hacia la ciudad. Pudo estar conectada con el acueducto que surtió a la propia Gades (Cádiz). También se conservan restos de sus murallas, casas y necrópolis.

Ciudad romana de “Carissa Aurelia”

Los restos más conocidos de este yacimiento, situado en el término de Espera, son de época romana, aunque sus orígenes se remontan al Neolítico. La ciudad romana se compone de dos necrópolis y de un núcleo amurallado aún por excavar, en el cual pudieron estar dispuestos los edificios públicos y los restos de un sistema de captación, almacenaje y distribución de agua a la ciudad. De las necrópolis destacan los hipogeos, estructuras funerarias excavadas en la roca.

Ciudad romana de “Ocuri”

La ciudad romana de “Ocuri” se sitúa en la cima del cerro llamado “Salto de la Mora”, cercano a Ubrique, desde el que domina y controla el paso natural hacia la Manga de Villaluenga por un lado y la salida hacia el sur de la sierra por otro. Su estratégica posición, afianzada por sus murallas, su extensión y su disposición en recintos aterrazados, nos indica que debió de ser un municipio romano de gran relevancia. Este hecho queda igualmente demostrado por la monumentalidad de los restos arqueológicos que aún hoy día conserva (un mausoleo funerario, aljibes, restos de edificios y unas posibles termas).

Villa Medieval de Zahara de la Sierra

Ubicada a espaldas de la actual población de Zahara de la Sierra, el complejo arqueológico conserva restos de épocas ibérica, romana y medieval. La “Villa Medieval” tiene una muralla datada en el siglo XIII. Llegó a formar parte de la frontera nazarí hasta 1483. Una vez configurada como villa cristiana a principios del siglo XVI, se constituyó la antigua iglesia de Santa maría de la Meza, de la que destaca su torre ábside. En lo más alto de la peña, la torre del homenaje aparece como un último reducto defensivo.