Pages Navigation Menu

Lo que hemos aprendido acerca de los orígenes humanos en 2013

La existencia de un antiguo linaje humano misterioso y la posibilidad de que los primeros humanos fueran todos, en realidad, una única especie, han sido algunos de los descubrimientos relacionados con la evolución en 2013. Otros avances incluyen la secuenciación del ADN humano más antiguo.

He aquí un vistazo a lo que los científicos han aprendido acerca de la humanidad y de los orígenes humanos en el año 2013:

Un misterioso linaje

Recientes análisis de ADN en fósiles han revelado que los humanos modernos ocasionalmente tuvieron relaciones sexuales e hijos no sólo con los neandertales, sino también con los homínidos de Denisova, un linaje relativamente recién descubierto cuya firma genética se extendió desde Siberia hasta las islas de Oceanía, en el Pacífico.

A lo largo del año, comenzaron a surgir algunos indicios de que otro linaje humano misterioso formaba parte de esta mezcla genética. Y ahora, tras la primera secuenciación de alta calidad del genoma de un neandertal se han confirmado estas sospechas.

Foto: Falange de un dedo del pie de una mujer neandertal hallado en Denisova en 2010, y la ubicación de muestras neandertales de las que se disponen datos de todo el genoma.

Tales hallazgos provienen de la Cueva Denisova, en el sur de Siberia, donde se descubrió, en 2008, la primera evidencia de los homínidos denisovanos. Para aprender más acerca de ellos, los científicos examinaron el ADN procedente de un hueso de un dedo descubierto allí en 2010.

Los investigadores encontraron que el fósil pertenecía a una mujer neandertal. Su ADN ayudó a redefinir el árbol genealógico humano, ya que reveló que alrededor de un 1,5 a 2,1 por ciento del ADN de la gente moderna fuera de África es de origen neandertal, mientras que aproximadamente el 0,2 por ciento del ADN de los asiáticos y los nativos americanos es de origen denisovano.

Foto: Reconstrucción plástica de un Homo erectus

Los científicos también descubrieron que los homínidos de Denisova se cruzaron con un linaje humano desconocido, obteniendo de un 2,7 a 5,8 por ciento de su genoma. Este pariente recién descubierto al parecer se separó de los ancestros de todos los humanos modernos, los neandertales y los homínidos de Denisova, hace entre 4.000.000 y 900.000 años, antes de que estos últimos grupos comenzaran a diverger entre sí. Es posible que este misterioso linaje pudiera ser el Homo erectus, el precursor más temprano y conocido de los humanos modernos. Sin embargo, no hay indicios de que este grupo misterioso se cruzara con los humanos modernos o con los neandertales.

El análisis genético reveló también que los padres de esta mujer neandertal estaban estrechamente relacionados -posiblemente eran medio hermanos, u otro tipo de parientes cercanos (la endogamia pudo haber sido común entre los primeros seres humanos, si bien continúa siendo incierto en cuanto a si se trataba de algún tipo de práctica cultural o de si era inevitable debido al pequeño tamaño de sus comunidades o poblaciones en aquellos tiempos).

¿Fueron todos los primeros seres humanos una única especie?

Los seres humanos modernos, los Homo sapiens, son los únicos miembros vivos del linaje humano, Homo, el cual se cree surgió en África hace unos 2 millones de años, en los comienzos de la Edad de Hielo. Muchas especies humanas ahora extintas se piensa que vagaron alguna vez por el planeta, tales como el Homo habilis, de quien se sospecha es uno de los primeros fabricantes de herramientas de piedra; el Homo rudolfensis, de cerebro relativamente grande; el esbelto Homo ergaster y el Homo erectus, el primero que regularmente mantenía las herramientas que hacía.

Foto: Los cráneos del 1 al 5, en el paisaje de Dmanisi. UNIVERSIDAD DE ZÚRICH

El nivel de variación observado en los fósiles Homo es habitualmente utilizado para definir especies separadas. Sin embargo,el análisis de cinco cráneos, de 1,8 millones de años de antigüedad, excavados en la República de Georgia, revela que dicho nivel de variación es casi el mismo que el observado entre los antiguos fósiles Homo de África. En consecuencia, determinados investigadores han sugerido que los primeros fósiles Homo pueden no ser múltiples especies humanas, sino más bien variantes de un único linaje que surgió en África. En otras palabras: en lugar de ser África el hogar de varias especies de humanos, tales como el Homo erectus, el Homo habilis, el Homo ergaster y el Homo rudolfensis, todos estos especímenes pueden ser, en realidad, simplemente el Homo erectus.

El ADN humano más antiguo

La comprobación del ADN humano más antiguo ha añadido más evidencia de que la evolución humana es muy compleja.

Tal material genético, de unos 400.000 años de antigüedad, provino de un fémur descubierto en la Sima de los Huesos(derecha), una cueva subterránea en el norte de España (Atapuerca). Hasta ahora, el ADN humano más antiguo conocido procedía de un neandertal de 100.000 años de antigüedad edad hallado en una cueva de Bélgica.

Los fósiles desenterrados en Atapuerca se parecían al de los neandertales, por lo que los investigadores esperaban que el ADN antiguo que analizaron sería también neandertal. Sorprendentemente, dicho ADN reveló que los parientes más cercanos conocidos de estos fósiles no eran los neandertales, sino los denisovanos. Los científicos dijeron que este resultado era sorprendente, dado que los estudios realizados hasta la fecha sugieren que los homínidos de Denisova vivieron en el este de Asia, no en Europa occidental, donde estos fósiles de Atapuerca fueron descubiertos. Una posible explicación es que un linaje humano, actualmente desconocido, introdujo ADN similar al de los denisovanos en los miembros que se hayan en la Sima de los Huesos, y posiblemente también en los homínidos de Denisova, en Asia.

Evolución del uso de herramientas

La capacidad de hacer y usar herramientas complejas es un rasgo fundamental que distingue a los humanos modernos de todas las demás especies vivas hoy en día. Ahora bien, los científicos encontraron un antiguo fósil -un hueso de la mano- que revela que la capacidad del hombre moderno para hacer y usar herramientas complejas pudo haberse originado mucho antes de lo que se pensaba anteriormente.

Una característica anatómica clave de la mano humana moderna es el tercer metacarpiano, un hueso de la palma de la mano que conecta el dedo medio a la muñeca. Una pequeña proyección de este hueso conocido como un proceso estiloides ayuda a que el pulgar y los dedos apliquen mayor cantidad de presión en la muñeca y en la palma de la mano. Los investigadores habían pensado que la apófisis estiloides era una característica relativamente reciente, tal vez una evolución cercana al origen de los humanos modernos. Sin embargo, los científicos han descubierto un fósil, de 1,4 millones de años de antigüedad, que ya poseía esta característica anatómica vital, lo que significa que la misma existía hace más de 500.000 años de lo que previamente se conocía, y fue tal vez fundamental en la evolución de todo el género Homo, no sólo de los seres humanos modernos.

Este hueso de la mano puede no ser el único rasgo clave en el uso de herramientas que se desarrollaron con el origen del linaje humano. Los seres humanos son la única especie que puede hacer lanzamientos con gran velocidad y precisión, y los científicos han encontrado que esta capacidad evolucionó por primera vez hace casi 2 millones de años, con cambios anatómicos en el hombro, el brazo y el torso. Este avance probablemente aumentó el valor de la caza de los antepasados humanos ahora extintos, ayudándoles con eficacia y seguridad a matar grandes piezas animales.

Descubrimientos sobre los neandertales

En 2013, los investigadores también hicieron descubrimientos importantes sobre los neandertales, los parientes extintos más cercanos a los humanos modernos. Por ejemplo,el análisis de una tumba de neandertal en Francia (derecha) sugiere que, al igual que los seres humanos modernos, los neandertales podrían haber enterrado intencionalmente a sus muertos. Los nuevos resultados son una prueba más de que podrían haber poseído formas complejas de pensamiento, lo suficiente como para un tratamiento especial de los muertos.

Además, un alijo de fósiles neandertales descubierto en una cueva de Greciasugiere que tal área pudo haber sido una encrucijada clave para los seres humanos antiguos. La edad de estos fósiles sugiere que los neandertales y otros seres humanos pudieron haber tenido la oportunidad de cruzarse en el camino, e incluso interactuar, agregaron los investigadores.

Fuentes: http://www.livescience.com/42218-2013-human-origins-discoveries.html

http://terraeantiqvae.com/profiles/blogs/lo-que-hemos-aprendido-acerca-de-los-origenes-humanos-en-2013